Frutas confitadas, escarchadas o abrillantadas

    Amada por algunos y odiada por otros, está claro que la fruta confitada no puede faltar en el tradicional Roscón que comeremos para celebrar la llegada de los Reyes Magos.

    La fruta escharchada, confitada o abrillantada tiene su origen en la época de romanos y griegos que ya se encargaban de preservar las frutas con almíbares para que éstas no se echaran a perder. Era un producto muy consumido por monarcas y las clases más pudientes, no podían faltar en los grandes banquetes y celebraciones.

    En Frutas AZ, apostamos siempre por la naturalidad y queremos enseñarte cómo preparar de manera rápida y sencilla esta receta que te hará disfrutar de la fruta confitada sola o acompañada del Roscón, como tú elijas.

    Para elaborarla, necesitaremos tan sólo los siguientes ingredientes:

    -          Frutas (peras, naranja, ciruelas, piña, albaricoques, cerezas…)

    -          1 litro y ½ de agua

    -          1 kg de azúcar

    Lo primero que haremos será cortar la fruta en rodajas o tiras de gran grosor, también le quitaremos las pepitas a aquellas frutas en las que sea necesario. Una vez cortada, cubriremos la fruta con agua y la dejaremos cocer durante unos 15 minutos para que ésta se ablande. Es muy importante que el nivel de agua cubra la fruta y no la sobrepase.

    Una vez hayan pasado los 15 minutos, escurriremos la fruta muy bien y reservaremos el líquido que se ha generado de la cocción. A este líquido, le añadiremos el azúcar y lo pondremos a fuego lento para hacer el almíbar.

    A continuación, colocaremos la fruta en una cazuela grande y la volveremos a cubrir pero esta vez con el almíbar que hemos preparado anteriormente. Lo dejaremos reposar por unas 24 horas.

    Pasadas las 24 horas, le añadiremos al almíbar 250 gr de azúcar  y lo llevaremos ebullición sin la fruta. Después de ello, añadiremos la fruta y lo volveremos a dejar reposar. Al tercer día, después de haberlo dejado reposar, le añadiremos otros 250 gr de azúcar y lo herviremos todo (la fruta y el almíbar) durante 5 minutos.

    Separamos la fruta del almíbar y la dejamos secar encima de una rejilla para que pueda retirarse todo el exceso de almíbar. Posteriormente, la depositaremos en el horno a 120º C y la dejaremos hasta que esté completamente seca. Es muy importante que se seque por igual en ambos lados.

    Opcionalmente, si deseamos glasearlas, sólo deberíamos pasar las piezas secas de fruta por agua muy caliente con azúcar (unos 200 gr de azúcar por cada 50 ml de agua) y posteriormente rebozarlas con más azúcar. Otra forma de glasearlas podría ser añadir azúcar glas a la fruta seca.

    Otras entradas:

    • español
    • english

    DISTRIBUIDOR DE FRUTAS Y HORTALIZAS

    Mercamadrid Nave A

    Puestos 25, 27, 29, 37, 39, 41 y 43

    28053 Madrid

    Aviso Legal

    Frutas AZ, S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Para ello ha contado con el apoyo del Programa Xpande de Apoyo a la Expansión Internacional de las Pymes de la Cámara de Comercio de Cáceres cuyo objetivo es potenciar el proceso de internacionalización de las empresas a través de un asesoramiento personalizado conforme a una metodología sustentada en técnicas de inteligencia competitiva.
    Ver más