Lasaña de fresones

    Si pensabas que los fresones son para los postres estás en un grave error. La lasaña de fresones es una receta de fácil elaboración para un primer plato muy innovador, refrescante, sabroso y de colorida presentación.

    Ingredientes para 4 comensales:

    400 gr de fresones, rúcula fresca, 200 gr de queso parmesano, 12 placas de lasaña precocinada, hojas de hierbabuena, 5 cucharadas de aceite de oliva virgen, 3 cucharadas de vinagre balsámico, 1 cucharada de mostaza Dijón, sal, pimienta.

    Preparación:

    En primer lugar hidratamos las placas de lasaña precocinada según las instrucciones del envase. Calcular 3 placas por comensal.

    A continuación lavamos bien y escurrimos por separado las hojas de rúcula, los fresones y las hojas de hierbabuena. A los segundos les quitamos los tallos y los partimos en cuartos. Y a los terceros, picamos con un cuchillo para conseguir trozos más pequeños. Con un pelador de verduras cortamos el queso parmesano en forma de virutas. Reservamos.

    En un bol aparte preparamos la vinagreta. Mezclamos la mostaza Dijón con el vinagre balsámico, la sal y la pimienta al gusto. Añadimos el aceite de oliva vertido al hilo mientras con un tenedor vamos batiendo para que todos los elementos se vayan integrado. Reservamos.

    Mezclamos bien los fresones, la rúcula y la hierbabuena picada. En cada plato ponemos primero una placa de lasaña, a continuación servimos una capa de la mezcla, añadimos algunas virutas de queso parmesano y lo regamos con la salsa vinagreta y tapamos con otra placa de lasaña. Así sucesivamente hasta conseguir tres niveles, coronando el último con el queso y unos cuantos fresones.

    Ya tenemos preparado un primer plato tan creativo y espectacular a la vista como atractivo al paladar.

    Muy buen aprovecho !!!

    Otras entradas